El Cielo, vino oficial de la Cena de la Academia de Francia

gvrm

* Se degustaron cuatro etiquetas durante la cena ofrecida en Xcaret.
*Asistieron 100 chefs con categoría Maestros Cocineros de Francia.
La Academia Culinaria de Francia eligió a Vinícola El Cielo para maridar en la gran cena que se ofreció en el fabuloso parque Xcaret, en el marco del Congreso Anual de Maestros Cocineros de Francia, en su edición 2017, el 17 de junio en el hotel Grand Velas Riviera Maya, con la presencia de 100 chefs franceses, mexicanos, canadienses, y estadounidenses, por primera vez, en nuestro país.
El Cielo, decidió participar en este magno evento con cuatro de sus vinos, al tratarse de la prestigiada Academia de Francia, cuyo título MaÎtres Cuisiniers de France, se otorga exclusivamente a cocineros franceses altamente calificados en técnicas de las artes culinarias francesas, y son los encargados de transmitirlas a las grandes cocinas del mundo, como lo harán en este congreso.

El capítulo americano contó con chefs como los afamados Daniel Boulud (Daniel 6 Dines, Nueva York), Jerôme Ferrer (Europea, Montréal), Claude Le-Tohic (22 estrellas Michelin en toda su carrera, la más recientes con Jöel Rebouchon) y Christian Têtedoie, presidente mundial de los Maestros Cocineros de Francia –quienes estuvieron presentes en la gran cena–. Los anfitriones fueron los Maestros Cocineros de Francia Michel Mustiere, chef ejecutivo del Grand Velas Riviera Maya con el valioso apoyo del Chef Orlando Trejo.
Los acompañaron los chefs mexicanos Alejandro Ruiz, Carlos Gaytán, Daniel Ovadía, Mikel Alonso, Ricardo de la Vega, Zahie Téllez, Alejandro Heredia, Sonia Arias, Juan Carlos Gaytán – Primer Chef Mexicano en recibir una Estrella Michelin y Orlando Trejo, entre otros, con el objetivo de intercambiar ideas sobre las nuevas tendencias culinarias francesas y mexicanas, en las que El Cielo se convierte en el vino ideal para tan distinguida ocasión.
“El menú del chef Michel Mustiere será un perfecto ensamble con nuestros vinos de sensible manufactura, en un lugar asociado a la magia prehispánica de la Riviera Maya, como lo es Xcaret, cuyo estrellado cielo corresponderá a la colección de Astros de El Cielo”, comenta Gustavo Ortega.
Los vinos que en un perfecto maridaje fueron:
Andrómeda: 100 % Chenin Blanc
Cata: De color pajizo con tintes verdosos; intensidad aromática media, destacan en principio el mango y la guayaba, para dar paso a la manzana verde, los cítricos y finalmente, las notas florales. En boca, se disfruta una acidez media en perfecto equilibrio con la graduación alcohólica de 13.8 grados. Cuerpo medio.
El dato: Las uvas son de baja producción en parcela seleccionada de suelo arcilloso; fueron cultivadas por más de 45 años por los descendientes rusos que dieron origen vinicultor al Valle de Guadalupe.
Maridaje: Bocadillos.
Halley, 2016, 100% Chardonnay
Cata: Color paja pálido que revela su juventud; refrescante, con aromas frutales a manzana verde, frutas tropicales, plátano y la característica piña, con ciertas notas acarameladas. Acidez balanceada.
El dato: Combina con vegetales y pastas, pescados e incluso un pato poco especiado, con el mismo éxito.
Maridaje: Primer tiempo. Aguachile de aguacate con jurel y tuna roja, servida con pitahaya, jícama y brotes marinos.
Capricornius, 2014, 100% Chardonnay
Cata: Su dorado brillante desvela su origen de guarda, en seis meses en roble francés. Intenso y expresivo, nos recibe con aromas florales y notas a frutas tropicales, como la guayaba y la piña, con un toque a manzana verde; al paladar se siente como mantequilla.
El dato: Ganador de tres medallas: Guía Catadores del Vino Mexicano –que lo eligió como el mejor Chardonnay del año de cosecha con 93 puntos–; Guía Peñín, 2014/2015 –con 91 puntos–, y Consejo del Vino de Robb Report México –91.4 puntos–.
Maridaje: Segundo tiempo. Huachinango con velouté de calabaza sikil pac, servido sobre acelgas y verdolaga, pulpo rostizado a la leña acompañada de chilacayota, flor de calabaza y tomatillo milpero) y mantequilla de café con hormiga chicatana.
Hubble, 2012, 100% Merlot
Cata: Presume un intenso granate violáceo, a la vista; en aroma recuerda los frutos rojos del bosque como la cereza y la frambuesa, con algunos visos florales y vegetales, como la menta y el romero. Al paladar es de cuerpo medio, con estructura y complejidad aportada por las notas frutales, pero sobre todo, por el caramelo, el chocolate y el café tostado que aporta la guarda. Se sirve a 18 ·C
El dato: En México hay muy pocos vinos ciento por ciento Merlot, este es uno de ellos y destaca por su crianza de 24 meses de barrica en roble francés.
Maridaje: Tercer tiempo Lechón confitado al chirimole con frijol espelón.
redacción