Un lugar perfecto para disfrutar de un lindo atardecer acompañado con un delicioso platillo de Latitud 32 y una copa de vino.