Copa de vino tinto y racimo de uvas

El vino tinto es una bebida cuyo consumo va en aumento, tanto así que los países vitivinícolas tienen regiones dedicadas exclusivamente para la cosecha, cultivo y fermentación de uvas para el desarrollo de vino tinto. 

El vino tinto es una bebida cuyo consumo va en aumento, tanto así que los países vitivinícolas tienen regiones dedicadas exclusivamente para la cosecha, cultivo y fermentación de uvas para el desarrollo de vino tinto. 


Es por ello que existen  regiones productoras de vino tinto como El Valle del Ródano o Burdeos en Francia, la Toscana en Italia, Rioja en España en Europa. En América existe Napa en Estados Unidos, Mendoza en Argentina y Aconcagua en Chile. 


Sin embargo, todavía hay mucho por descubrir sobre esta bebida, es por ello que en el artículo del día de hoy vamos a conocer a profundidad cómo se hace el vino tinto, los beneficios de tomarlo y cuáles son los tipos de vino tinto que puede haber. 


¿Cuál es la uva que se utiliza para hacer vino tinto?


Comencemos por conocer cuál es la uva que se utiliza para conseguir vino tinto, debido a la coloración se utilizan uvas tintas, sobre todo el mosto, el cuál es el jugo de la uva con todo y semillas y piel. 


Tipos de vino tinto por la uva que usa


Hay que aclarar que no todas las uvas tintas se utilizan para la producción de vino tinto, deben tener ciertas características como pertenecer a la variedad vitis vinífera, en esta calificación, hay uvas conocidas como variedades nobles para elaborar vino tinto. ¿Quieres conocerlas? 


1.- Merlot


Si estás iniciándote en el mundo del vino, puedes verificar qué uva tiene tu vino tinto favorito en la etiqueta. 


En el caso de la uva merlot, es originaria de la región francesa de Burdeos. Esto no la hace exclusiva de esa zona ya que también se cultiva en Chile, Australia y California. 


Tiene la característica de madurar rápidamente, es ideal para vinos jóvenes, por lo que los vinos tintos hechos con Merlot suelen ser ligeros, de tonalidad rubí y aroma a frutos y trufas. 


2.- Cabernet Sauvignon 


Como el Merlot, la uva cabernet sauvignon también procede de Burdeos. Ésta es la más famosa y frecuente en vinos tintos.


Se cree que la uva cabernet sauvignon es la que logra los mejores vinos tintos, debido a sus aromas y propiedades, suele dar vinos tintos con tonos ácidos y coloración azulado oscuro casi negro. Además que es una uva que puede envejecer muy bien en barricas de roble (barriles). 


3.- Pinot Noir


Por otro lado, tenemos la uva pinot noir, proveniente de la región francesa Borgoña, al ser una uva bastante sensible no es fácil su cultivo, por lo que dependiendo del área de producción puede conseguir un vino tinto muy especial.


Los vinos que están hechos con uva pinot noir suelen ser afrutados y poseer un gran cuerpo, además que puedes identificarlos gracias a sus aromas con notas de frutos rojos, sobre todo, de cereza. 


4.- Syrah 


Generalmente se conoce como Syrah en Europa y Shiraz en el Nuevo Mundo.  Es la uva tinta emblemática de Australia. 


Como mencionamos, aún hay muchas incógnitas dentro del mundo del vino, y la procedencia de esta uva es una de ellas, hay una creencia que la uva syrah proviene de una ciudad Persa llamada Shiraz, esto se debe a la similitud del nombre. 


Sin embargo, esta uva proviene de la zona francesa del Ródano. Esta uva tiene la característica de producir vinos tintos con gran potencial de crianza en barrica y por lo tanto de larga guarda. Tiene aromas frutales como frambuesas e higos. 


5.- Tempranillo


Cambiando un poco de zona geográfica, pasamos a España, sobre todo a las regiones de Rioja y Ribera del Duero, en donde es la uva emblemática.  Su nombre proviene de la característica de necesitar ser cosechada en una etapa temprana. Es decir, en tiempo de cosecha, es la primera uva tinta que es cosechada. 


Sin embargo, no por esa característica significa que sólo se utilice en vinos jóvenes, al contrario de acuerdo al tipo de crianza la uva tempranilla puede crear vinos tintos de crianza, reserva o gran reserva. 


¿Cuál es el proceso de fermentación para un vino tinto? 


A diferencia de lo que se cree no hay una metodología o proceso estandarizado cuando hablamos de la producción del vino tinto, en general del vino. Sin embargo sí hay algunas fases que son indispensables para crear un vino tinto y son las siguientes: 


1.- Vendimia


En otras palabras es la recolección de los ramos de uvas que se van a utilizar para la elaboración de los vinos tintos. 


El agrónomo en conjunto con el enólogo toman la decisión de cosechar cuando el nivel de azúcar es adecuado para lograr un buen proceso de fermentación en el vino tinto.


2.- Despalillado


Este proceso es probable que te imagines en qué consiste, sí justamente es la eliminación de ramas y tallos que puedan traer las uvas, de igual manera se remueven las hojas del racimo para dejar solamente las uvas y pasar a la siguiente fase. 


3.- Estrujado 


¿Recuerdas aquella icónica escena que aparece en varias películas en donde las personas descalzas pisan las uvas para sacarle el jugo que será el vino tinto? Bueno, si bien así se sacaba el mosto en tiempos de antaño, en la actualidad se utilizan máquinas especiales para sacar el jugo de la uva cuidando que las semillas no se rompan ya que pueden amargar el vino tinto


4.- Maceración 


Aquí es donde comienza la fermentación del mosto, ya que se deja reposar dos semanas junto con la piel de la uva, hollejo, para que el vino tinto consiga su tonalidad. Para que este proceso sea exitoso debe cuidarse que la temperatura sea la adecuada y esto depende del lugar en donde se ubique la vinícola y el conocimiento del enólogo. 


5.- Descube


Esta etapa consiste en cambiar el líquido de la maceración a otro recipiente para continuar la fermentación por otro periodo de dos a tres semanas. Durante la fermentación, las levaduras transformarán el azúcar de la uva en alcohol. 


6.- Prensado 


Después del descube, el vino tinto pasa por otro proceso en la prensa mecánica para extraer dos tipos de vino, aquí hay algo que aclarar y es que ambos vinos después de este proceso no se pueden mezclar y cada uno tiene que seguir con el proceso por separado. 


7.- Fermentación maloláctica


Este paso es muy importante para transformar el ácido málico a láctico, esto va a suceder de manera natural debido a las bacterias de la propia uva, sin embargo, hay que mantener bajo control las condiciones de la temperatura y la duración de este paso.


¿Por qué? Aquí se va a controlar el nivel de acidez del vino y su sabor. Es una transformación de un ácido similar al de una manzana verde al de un yogurt, dándole una acidez más amable al paladar. 


8.- Crianza 


La crianza consiste en dejar reposar el vino tinto en barricas de madera de roble blanco, las cuales son tostadas. Dependiendo del nivel de tueste y del tipo de madera va a ser el tiempo que debe dejarse reposar. 


Aquí también se incluye el proceso de trasiego que es trasladar el vino tinto de una barrica a otra para orearlo y eliminar los residuos que pueda haber, se clarifica el vino, es decir se limpia para arrastra las partículas que no se desean que el vino tinto tenga y evitar que se enturbie. Si se trata de un vino tinto joven, no pasa por barrica.


9.- Embotellado


Finalmente, ya el vino está listo para embotellarse.


Beneficios de tomar vino tinto


Todo con moderación es bueno, y lo mismo aplica para el vino tinto ya que varios estudios han indicado que beber una copa de vino tinto ocasionalmente tiene bastantes beneficios para nuestra salud. Como los siguientes: 


  • Previene el colesterol: Conforme vamos creciendo nuestras venas y arterias van acumulando grasa, lo que se conoce como colesterol, esto gracias a su alta concentración de antioxidantes. 
  • Retrasa el envejecimiento: El resveratrol es el principal antioxidante que se encuentra en las cáscaras de la uva, este antioxidante evita el estrés oxidativo que provoca que las células de nuestro cuerpo envejezcan más rápido. 
  • Evita enfermedades neurodegenerativas: Por otro lado, el beber vino tinto también previene enfermedades neurodegenerativas como la demencia senil, el alzheimer, entre otras.
  • Mejora nuestra salud cardiaca: Asimismo, el vino tinto es rico en vitamina E misma que ayuda a limpiar nuestra sangre lo que evita la acumulación de grasa y la formación de coágulos.
  • Ayuda a bajar de peso: Finalmente, pero no menos importante, el vino tinto ayuda a bajar de peso ya que no permite la formación de células de grasa y eventualmente va a depurar el exceso de grasa que podamos tener. 

Ahora que ya conoces más del vino tinto y su proceso de elaboración, además de los tipos de vino de acuerdo con su uva y los beneficios del vino tinto para nuestra salud, acércate a la Vinícola El Cielo para que te recomienden una botella de acuerdo a tus gustos. 


Si te gustó este artículo no olvides compartirlo con más amantes del vino tinto y compártelo con tus conocidos y en redes sociales. Mantente al pendiente del nuevo contenido que tenemos preparado para ti.

 

 

Es por ello que existen  regiones productoras de vino tinto como El Valle del Ródano o Burdeos en Francia, la Toscana en Italia, Rioja en España en Europa. En América existe , Napa en Estados Unidos, Mendoza en Argentina y Aconcagua en Chile. 


Sin embargo, todavía hay mucho por descubrir sobre esta bebida, es por ello que en el artículo del día de hoy vamos a conocer a profundidad cómo se hace el vino tinto, los beneficios de tomarlo y cuáles son los tipos de vino tinto que puede haber. 


¿Cuál es la uva que se utiliza para hacer vino tinto?


Comencemos por conocer cuál es la uva que se utiliza para conseguir vino tinto, debido a la coloración se utilizan uvas tintas, sobre todo el mosto, el cuál es el jugo de la uva con todo y semillas y piel. 


Tipos de vino tinto por la uva que usa


Hay que aclarar que no todas las uvas tintas se utilizan para la producción de vino tinto, deben tener ciertas características como pertenecer a la variedad vitis vinífera, en esta calificación, hay uvas conocidas como variedades nobles para elaborar vino tinto. ¿Quieres conocerlas? 


1.- Merlot


Si estás iniciándote en el mundo del vino, puedes verificar qué uva tiene tu vino tinto favorito en la etiqueta. 


En el caso de la uva merlot, es originaria de la región francesa de Burdeos. Esto no la hace exclusiva de esa zona ya que también se cultiva en Chile, Australia y California. 


Tiene la característica de madurar rápidamente, es ideal para vinos jóvenes, por lo que los vinos tintos hechos con Merlot suelen ser ligeros, de tonalidad rubí y aroma a frutos y trufas. 


2.- Cabernet Sauvignon 


Como el Merlot, la uva cabernet sauvignon también procede de Burdeos. Ésta es la más famosa y frecuente en vinos tintos.


Se cree que la uva cabernet sauvignon es la que logra los mejores vinos tintos, debido a sus aromas y propiedades, suele dar vinos tintos con tonos ácidos y coloración azulado oscuro casi negro. Además que es una uva que puede envejecer muy bien en barricas de roble (barriles). 


3.- Pinot Noir


Por otro lado, tenemos la uva pinot noir, proveniente de la región francesa Borgoña, al ser una uva bastante sensible no es fácil su cultivo, por lo que dependiendo del área de producción puede conseguir un vino tinto muy especial.


Los vinos que están hechos con uva pinot noir suelen ser afrutados y poseer un gran cuerpo, además que puedes identificarlos gracias a sus aromas con notas de frutos rojos, sobre todo, de cereza. 


4.- Syrah 


Generalmente se conoce como Syrah en Europa y Shiraz en el Nuevo Mundo.  Es la uva tinta emblemática de Australia. 


Como mencionamos, aún hay muchas incógnitas dentro del mundo del vino, y la procedencia de esta uva es una de ellas, hay una creencia que la uva syrah proviene de una ciudad Persa llamada Shiraz, esto se debe a la similitud del nombre. 


Sin embargo, esta uva proviene de la zona francesa del Ródano. Esta uva tiene la característica de producir vinos tintos con gran potencial de crianza en barrica y por lo tanto de larga guarda. Tiene aromas frutales como frambuesas e higos. 


5.- Tempranillo


Cambiando un poco de zona geográfica, pasamos a España, sobre todo a las regiones de Rioja y Ribera del Duero, en donde es la uva emblemática.  Su nombre proviene de la característica de necesitar ser cosechada en una etapa temprana. Es decir, en tiempo de cosecha, es la primera uva tinta que es cosechada. 


Sin embargo, no por esa característica significa que sólo se utilice en vinos jóvenes, al contrario de acuerdo al tipo de crianza la uva tempranilla puede crear vinos tintos de crianza, reserva o gran reserva. 


¿Cuál es el proceso de fermentación para un vino tinto? 


A diferencia de lo que se cree no hay una metodología o proceso estandarizado cuando hablamos de la producción del vino tinto, en general del vino. Sin embargo sí hay algunas fases que son indispensables para crear un vino tinto y son las siguientes: 


1.- Vendimia


En otras palabras es la recolección de los ramos de uvas que se van a utilizar para la elaboración de los vinos tintos. 


El agrónomo en conjunto con el enólogo toman la decisión de cosechar cuando el nivel de azúcar es adecuado para lograr un buen proceso de fermentación en el vino tinto.


2.- Despalillado


Este proceso es probable que te imagines en qué consiste, sí justamente es la eliminación de ramas y tallos que puedan traer las uvas, de igual manera se remueven las hojas del racimo para dejar solamente las uvas y pasar a la siguiente fase. 


3.- Estrujado 


¿Recuerdas aquella icónica escena que aparece en varias películas en donde las personas descalzas pisan las uvas para sacarle el jugo que será el vino tinto? Bueno, si bien así se sacaba el mosto en tiempos de antaño, en la actualidad se utilizan máquinas especiales para sacar el jugo de la uva cuidando que las semillas no se rompan ya que pueden amargar el vino tinto


4.- Maceración 


Aquí es donde comienza la fermentación del mosto, ya que se deja reposar dos semanas junto con la piel de la uva, hollejo, para que el vino tinto consiga su tonalidad. Para que este proceso sea exitoso debe cuidarse que la temperatura sea la adecuada y esto depende del lugar en donde se ubique la vinícola y el conocimiento del enólogo. 


5.- Descube


Esta etapa consiste en cambiar el líquido de la maceración a otro recipiente para continuar la fermentación por otro periodo de dos a tres semanas. Durante la fermentación, las levaduras transformarán el azúcar de la uva en alcohol. 


6.- Prensado 


Después del descube, el vino tinto pasa por otro proceso en la prensa mecánica para extraer dos tipos de vino, aquí hay algo que aclarar y es que ambos vinos después de este proceso no se pueden mezclar y cada uno tiene que seguir con el proceso por separado. 


7.- Fermentación maloláctica


Este paso es muy importante para transformar el ácido málico a láctico, esto va a suceder de manera natural debido a las bacterias de la propia uva, sin embargo, hay que mantener bajo control las condiciones de la temperatura y la duración de este paso.


¿Por qué? Aquí se va a controlar el nivel de acidez del vino y su sabor. Es una transformación de un ácido similar al de una manzana verde al de un yogurt, dándole una acidez más amable al paladar. 


8.- Crianza 


La crianza consiste en dejar reposar el vino tinto en barricas de madera de roble blanco, las cuales son tostadas. Dependiendo del nivel de tueste y del tipo de madera va a ser el tiempo que debe dejarse reposar. 


Aquí también se incluye el proceso de trasiego que es trasladar el vino tinto de una barrica a otra para orearlo y eliminar los residuos que pueda haber, se clarifica el vino, es decir se limpia para arrastra las partículas que no se desean que el vino tinto tenga y evitar que se enturbie. Si se trata de un vino tinto joven, no pasa por barrica.


9.- Embotellado


Finalmente, ya el vino está listo para embotellarse.


Beneficios de tomar vino tinto


Todo con moderación es bueno, y lo mismo aplica para el vino tinto ya que varios estudios han indicado que beber una copa de vino tinto ocasionalmente tiene bastantes beneficios para nuestra salud. Como los siguientes: 


  • Previene el colesterol: Conforme vamos creciendo nuestras venas y arterias van acumulando grasa, lo que se conoce como colesterol, esto gracias a su alta concentración de antioxidantes. 
  • Retrasa el envejecimiento: El resveratrol es el principal antioxidante que se encuentra en las cáscaras de la uva, este antioxidante evita el estrés oxidativo que provoca que las células de nuestro cuerpo envejezcan más rápido. 
  • Evita enfermedades neurodegenerativas: Por otro lado, el beber vino tinto también previene enfermedades neurodegenerativas como la demencia senil, el alzheimer, entre otras.
  • Mejora nuestra salud cardiaca: Asimismo, el vino tinto es rico en vitamina E misma que ayuda a limpiar nuestra sangre lo que evita la acumulación de grasa y la formación de coágulos.
  • Ayuda a bajar de peso: Finalmente, pero no menos importante, el vino tinto ayuda a bajar de peso ya que no permite la formación de células de grasa y eventualmente va a depurar el exceso de grasa que podamos tener. 

Ahora que ya conoces más del vino tinto y su proceso de elaboración, además de los tipos de vino de acuerdo con su uva y los beneficios del vino tinto para nuestra salud, acércate a la Vinícola El Cielo para que te recomienden una botella de acuerdo a tus gustos. 


Si te gustó este artículo no olvides compartirlo con más amantes del vino tinto y compártelo con tus conocidos y en redes sociales. Mantente al pendiente del nuevo contenido que tenemos preparado para ti.

Aut. josé luis umaña sommelierVino tinto

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

Productos Destacados

Degustaciones en Terraza - Vinos El CieloDegustaciones en Terraza - Vinos El Cielo
Degustaciones en Terraza
Desde $ 320 MXN
Disponible

Recorridos y Degustaciones

Artículos Populares

  1. La Vendimia
  2. Sustentabilidad en el viñedo
  3. ¿Cristal o vidrio?
  4. ¿Qué significa “un buen vino”?
  5. ¿Qué significa ser sommelier?