cosecha manual de vino

CONTENIDO

tabla de contenido

La vendimia es un paso muy importante para la creación del vino por lo que, más allá de ser solo un procedimiento, este festejo del vino debe llevarse a cabo bajo los estándares más altos de cuidado y esmero con el fin de preservar la integridad de cada uva y lograr la excelencia de un vino tinto  o un vino blanco desde su recolección.

Por esta razón, la elección del método de cosecha resulta de suma importancia, dado que cada uno de ellos posee características particulares, implementaciones específicas y beneficios distintivos. Estas diferencias entre los métodos de cosecha inciden directamente en la calidad final del vino, influyendo en su sabor, aroma y estructura.

En  artículos anteriores te hemos compartido información acerca de cómo se lleva a cabo la vendimia en diferentes regiones del mundo, por lo que en este apartado estaremos compartiendo todo lo que debes saber sobre la cosecha manual y mecánica, así como los procesos y ventajas de cada una de ellas.

¿Qué es la cosecha manual?

Este tipo de vendimia es un proceso minucioso y laborioso que implica la recolección cuidadosa y selectiva de racimos de uvas maduros y de alta calidad destinados a la producción del vino. Aquí, se involucra la intervención directa de trabajadores capacitados que recorren los viñedos, evaluando visualmente cada planta y racimo para determinar la madurez óptima de las uvas antes de ser cosechadas.

Con este método de cosecha se utilizan herramientas manuales como tijeras especiales o cuchillos para cortar las uvas de la vid, lo que permite una selección meticulosa y una manipulación cuidadosa de la fruta, evitando así daños en los racimos.

Asimismo, la cosecha manual se distingue por su capacidad de adaptarse a las condiciones cambiantes del viñedo, ya que los recolectores pueden evaluar visualmente el estado de las uvas, teniendo en cuenta el nivel de maduración, la exposición al sol, así como la salud de la vid.

Este método de cosecha es recomendable debido a que permite la preservación de los atributos naturales de la fruta y, por consecuencia, la contribución a la singularidad y excelencia de los vinos, en especial, el vino tinto.

Proceso de la cosecha manual

  1. Selección y preparación: Como mencionamos con anterioridad, los recolectores inspeccionan las vides, seleccionando a su paso los racimos con las uvas maduras y desechando las que no cumplen con los estándares de calidad.
  2. Cuidado durante la vendimia: Las uvas se recolectan de manera meticulosa para evitar dañar la fruta y se colocan en cestas o contenedores especiales para transportarlas a la bodega.
  3. Transporte y procesamiento: Los recolectores transportan las uvas rápidamente a la bodega, con la finalidad de evitar la fermentación prematura o el deterioro de la fruta. Allí se procesan, prensan y fermentan para producir, por ejemplo, los vinos tintos mexicanos

Ventajas de la cosecha manual

Como ya se ha mencionado, la cosecha manual puede ser menos práctica en comparación con la cosecha mecánica, sin embargo, para la elaboración de vinos tintos, blancos o rosados de alta calidad, en los que se aprecia la excelencia, este método de cosecha suele ser el preferido por los viticultores:

  1. Mayor calidad: la cosecha manual tiene entre sus ventajas la selección minuciosa de la fruta, lo que resulta en vinos de mejor calidad con sabores más ricos y complejos.
  2. Menor estrés en las vides: Al evitar daños en las plantas y racimos, se reduce el estrés al que se somete la planta y mantiene la salud de las vides a largo plazo.
  3. Adaptabilidad: Los recolectores pueden ajustar su proceso según las condiciones del viñedo y la madurez de las uvas, optimizando así la calidad de la cosecha.

¿Qué es la cosecha mecánica?

A diferencia de la cosecha manual, donde se requiere la intervención directa de trabajadores para la selección y corte de los racimos, la cosecha mecánica se basa en la aplicación de tecnología mediante el empleo de equipos como cosechadoras o vendimiadoras, los cuales optimizan y agilizan el proceso de recolección.

Este enfoque mecánico se caracteriza por su capacidad para realizar la tarea de recolección de manera automatizada, minimizando significativamente la intervención humana directa en comparación con la laboriosa y detallada cosecha manual

De esta manera, las máquinas destinadas a esta labor están diseñadas específicamente para agitar delicadamente las vides y liberar los racimos maduros de uvas, depositándolos en contenedores o receptáculos integrados en la propia maquinaria.

Por ello, la esencia de la cosecha mecánica radica en su eficiencia y capacidad para cubrir áreas extensas de viñedos en lapsos considerablemente menores en comparación con la recolección manual, esto trae consigo una mayor productividad especialmente relevante en viñedos a gran escala o en regiones donde la mano de obra es limitada.

Proceso de la cosecha mecánica

  1. Operación de maquinaria especializada: Las máquinas cosechadoras están equipadas con sistemas que sacuden suavemente las vides para desprender los racimos de uvas; estos racimos caen en tolvas o  contenedores ubicados dentro de las máquinas.
  2. Alto rendimiento: La maquinaria puede cubrir grandes extensiones de viñedos, permitiendo una cosecha más rápida en comparación con el proceso manual.
  3. Menor necesidad de mano de obra: La cosecha mecánica requiere un menor número de trabajadores en comparación con la cosecha manual, por lo que puede resultar en costos laborales más bajos. 

Ventajas de la cosecha mecánica

Si bien la cosecha mecánica puede ser más rentable en términos de costos, la falta de selectividad y la posibilidad de impactos en la calidad de la uva son aspectos a considerar en comparación con la cosecha manual, sin embargo, existen distintas ventajas que han mantenido a este método vigente:

  1. Eficiencia y rapidez: La maquinaria automatizada puede cosechar grandes áreas en un período de tiempo relativamente corto, lo que puede ser beneficioso para viñedos extensos y áreas con mano de obra limitada.
  2. Reducción de costos: Al requerir una menor mano de obra, la cosecha mecánica puede ser una opción más económica en términos de gastos laborales, lo que puede ser una consideración importante para los viticultores.
  3. Consistencia en la recolección: La máquina especial para la recolección está diseñada para cosechar de manera uniforme y constante, lo que puede ayudar a mantener la consistencia en la calidad de las uvas recolectadas.

Para finalizar, es importante recalcar que seleccionar el método de cosecha adecuado es crucial, ya que la decisión impactará de manera significativa en la calidad y excelencia del vino, ya sea tinto o espumoso; blanco o rosado, e incluso el champagne, donde más se aprecia la calidad de las uvas.

Desde el tipo de uva y el terreno donde se cultiva hasta las técnicas de vinificación utilizadas, cada decisión afecta el sabor, aroma y carácter distintivo del vino, por lo que para garantizar la creación de vinos excepcionales que reflejen la identidad única de su origen y deleiten a los consumidores más exigentes, es necesario seleccionar el método de cosecha con cuidado. 

Si te interesa saber más acerca de los diferentes métodos de cosecha, así como todo acerca de la degustación de vinos, te invitamos a mantenerte al pendiente de nuevas actualizaciones en nuestro blog, seguro encontrarás la información que estás buscando. ¡Gracias por leer!

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

Productos Destacados

Degustaciones en Terraza - Vinos El CieloDegustaciones en Terraza - Vinos El Cielo
Degustaciones en Terraza
Desde $ 390 MXN
Disponible

Recorridos y Degustaciones

Artículos Populares

  1. La Vendimia
  2. Sustentabilidad en el viñedo
  3. ¿Qué significa “un buen vino”?
  4. ¿Qué significa ser sommelier?